Diagnóstico

Al llegar a Palomino, siempre ha sido de vital importancia hacer una evaluación sobre el estado de los proyectos realizados en veces anteriores, para establecer una continuidad y enriquecer el programa a partir de la experiencia. Entendiendo que el trabajar con una comunidad a nivel no sólo objetual sino también social es un proceso que requiere tiempo, se podría pensar en el proyecto como una “secuencia de relevos”, viéndolo en su totalidad. Es un esfuerzo colectivo en donde los actores van cambiando a través del tiempo, pero todos tienen el mismo objetivo: entender y aprender dentro de la comunidad de Palomino.

Es importante resaltar que desde sus inicios, el proyecto Nuevos Territorios se ha caracterizado por promover lo que se conoce como Arquitectura Participativa, en donde esa concepción de arquitectos y diseñadores como figuras únicas dentro del proceso de construcción es reemplazada por una comunidad activa que deja de ser “representada” por terceros para tomar acción en sus proyectos, desde su concepción y durante su desarrollo. Lo que esto permite, es una respuesta eficaz e integral a las necesidades de dicha comunidad, así como herramientas para la elaboración de un nuevo urbanismo inclusivo, social e innovador.

Teniendo en cuenta lo anterior, estos proyectos estarán en constante transformación, sujetos a los cambios que se generen dentro de la comunidad. Es objetivo del PEI que cualquiera de sus obras sea flexible en ese sentido, que tenga esa versatilidad que le permita adaptarse al usuario que lo requiera. Podría hablarse de adaptabilidad programática, pensando desde un principio en la multifuncionalidad que el proyecto debe ofrecer, al igual que esa capacidad de cambio y ajuste al entorno. Como consecuencia, nunca se hablará de proyectos terminados, ya que la opción de nutrirlos y perfeccionarlos estará siempre abierta.

En esta ocasión se realizó un diagnóstico del estado de las obras preexistentes, teniendo en cuenta su uso actual y las variaciones que ha experimentado.

El semestre anterior, los proyectos desarrollados fueron ubicados dentro dos lotes adyacentes a la plaza principal de Palomino. Estos terrenos son propiedad de toda la comunidad, por lo que fueron propicios para realizar proyectos públicos. Dentro del primer lote se construyó un baño seco, una estructura conocida como la Casa de los Deportes que funciona como biblioteca, y se dejaron algunos espacios para la siembra de maracuyá. En el segundo lote se instauró otro baño seco, la Casa de la Cultura, un pozo de agua y unas graderías permanentes, hechas con neumáticos y siembra de pasto.

En un primer acercamiento y en términos generales, se encontraron ambos lotes en extremo descuido. El piso, conformado por tierra natural, se halló saturado de restos de basura, tales como botellas PET, botellas de vidrio, envolturas de comida, bolsas de agua y piedras, entre otros. A continuación se describe brevemente el diagnóstico e intervención pertinentes para cada proyecto:

Baños Secos
Esquina suroccidental del Lote de los Deportes/Esquina suroriental del Lote de la Cultura
Frecuencia de uso: ocasional (una a cinco veces por semana)

Las estructuras de madera se encontraron deterioradas, algunas rotas y otras podridas, ciertos tejidos de zuncho se deshicieron por las extremas condiciones climáticas, mientras que otros se rompieron por descuido o por el uso inapropiado, como por ejemplo, el hábito de los niños de usar las construcciones como “parque de juegos”. Por otro lado, pareciera que la utilización del baño seco en general no hubiera sido comprendida por la comunidad, ya que los tanques de deposición no fueron cambiados ni una sola vez y al acumular suciedad, los baños ya no son frecuentados sino ocasionalmente, según comentan algunos miembros de la comunidad. Fue necesario reemplazar algunos perfiles de madera, hacer nuevos paneles de zuncho, y realizar una limpieza general de todo el sistema.

Casa de los Deportes
Se encontró que si bien está siendo usada por algunos, no toda la comunidad se siente dueña de ésta, por lo que muchos se abstienen de aprovecharla. Por el momento cumple la función de aula de clases, mientras la escuela está en reparaciones. La estructura de la casa, a pesar de necesitar algunos arreglos, es aceptable. Dentro de ella se contienen algunos libros y juguetes donados para los niños en ocasiones anteriores, pero en el momento no hay quién los administre para su uso oportuno. Se hicieron las reparaciones pertinentes para el mantenimiento de la construcción.

Casa de la Cultura
Parece ser más popular dentro de la comunidad, ya que se usa  algunos días de la semana como salón de clases, de conferencias o charlas, y dominicalmente para fiestas del grupo de danza y cumpleaños, entre otros. Sin embargo, las instalaciones eléctricas se encuentras deterioradas por presencia de avisperos y falta de mantenimiento en general.

Pozo de agua
El propósito de este era el de proveer a la comunidad de agua potable. No obstante, se observó que el pozo no es usado debido a la carencia de un mecanismo apropiado para sacar el agua. Fue necesario plantear una bomba manual y un cerramiento óptimo como medida de seguridad, ya que el pozo no contaba con una cobertura adecuada. Por otro lado, se realizaron unas pruebas de la potabilidad de esta agua, referentes a presencia de pesticidas, minerales y químicos, cuyo resultado fue favorable.

Graderías de neumáticos
El terreno se encontró lleno de maleza y basura, sobre todo vidrios, lo cual hace imposible que este sea un lugar de descanso. El pasto que se sembró estaba descuidado y no creció adecuadamente, mientras que algunos de los neumáticos estaban rotos. Hubo que desenterrar todo, preparar de nuevo el terreno, y se diseñaron unas nuevas graderías, esta vez con costales rellenos de arena para la estructura, y nuevo pasto por encima.

Carrito de comidas
La estructura del carrito en general es aceptable, a pesar de que algunos elementos de la parrilla se oxidaron. Los paneles de zuncho se conservan y el carrito todavía tiene una buena movilidad. Además de ser usado en fiestas y reuniones, el grupo de danza también lo utiliza dominicalmente para vender comida y de esa forma financiar viajes hacia festivales de danza en Dibulla, entre otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: